Galería Pepe

Iquitos, Perú 2009

Italiano      Ingles


® Birgit Vagani

He querido llevar un taller de Ernesto desde hace años, llevada por el sueño de viajar por el mundo tomando fotografías. Finalmente el momento llegó y aterrizar en Iquitos me pareció tan natural. Es increíble como la vida comienza a cobrar sentido cuando uno sigue su pasión, sin sentirse comprometido como por lo general nos sentimos. Todo lo que necesitas es una cámara, un lente y rollos de tu película favorita.

El mensaje de Ernesto se aplica a todo el mundo: “sigue tu sueño y todas las piezas encajarán”. La esencia, magia e intensidad de las fotografías de Ernesto son simplemente la manifestación de su amor por lo humano. La gente de Iquitos es cálida, hospitalaria y curiosa. Sus vidas tienen lugar totalmente alejadas del mundo que está más allá del Amazonas.

Los momentos que capturamos en Iquitos y sus alrededores fueron producto de la hermosa relación y coexistencia entre personas y animales, animales y plantas, plantas y personas; rodeados de la misteriosa atmósfera de la selva y del río más caudaloso del mundo, el Amazonas. Quiero agradecer a Ernesto por guiarnos por el camino de la mera esencia de “la belleza del momento”, el cual es tan difícil de capturar y tan conmovedor cuando lo encuentras y consigues.
Quiero agradecer a mis compañeros Boca Pequeña, Garry y Juan Carlos por su compañía y a la maravillosa gente de la amazonía que conocimos por el camino por compartir algunos momentos de sus vidas con nosotros. La experiencia me ha llenado de muchísima energía. El viaje puede tomar toda una vida. Espero pronto volverlos a ver!

Birgit Vagani

 

 



® Boca Pequena

Una vez más Ernesto. Gracias por toda tu paciencia y tu generosidad al compartir con nosotros tus estudiantes toda tu experiencia, todo tu talento.
El gran esfuerzo de enfrentarme nuevamente a mi timidez, de acercarme a la gente, de ir en busca de “los momentos” y de terminar el día totalmente agotada pero satisfecha por todo lo aprendido, valen la pena. Además de lo interesante y divertido que fue compartir estos días con un grupo de personas tan auténticas y sensibles. Un abrazo fuerte.

Boca Pequeña

 



® Gary Waller

En Iquitos estuve constantemente consciente de lo afortunados que éramos al tener libre acceso para documentar simplemente la vida cotidiana de la gente en busca de una linda fotografía. Al principio nos miraban con curiosidad, sonriendo, riendo, tal vez preguntándose porque estaríamos tan interesados en las actividades de su día a día. Pero al poco rato volvían a su rutina, permitiéndonos captar muchos momentos íntimos y únicos. Siempre se trató de un andar espontáneo que nos llevaba a lugares donde llegábamos a encontrar cosas increíbles que fotografiar, un mercado al doblar la calle, en donde se vendía de todo y cualquier cosa, una barriada a orillas del Amazonas o un aserradero completamente abierto para nosotros.
Por supuesto, sin Ernesto como mentor y guía hubiéramos perdido muchas preciosas oportunidades y encuentros. Gracias a su incansable curiosidad de buscar lugares interesantes donde fotografiar, y su muy propia habilidad de articular lo que se requiere para tomar una buena fotografía, me pude ir bastante inspirado!

Garry Waller.

 



® Juan Carlos Rodríguez

La preciosa Iquitos es una ciudad llena de mucho color y calidez. Dinámica y, sobre todo, peculiarmente influenciada por el místico Amazonas. Saber que todo lo que su gente es y hace es por el Río, es interesantísimo. Antes de llegar a Iquitos esto me parecía sobreentendido pero no sabía la magnitud de esa gran influencia, sino cuando estuve allí.

Es desafiante llegar a ser tan perceptivo como para capturar imágenes de lo que se está sintiendo: “Buscar el momento”. Esa frase de Ernesto quedó grabada en mí. Jamás vi a una persona tan apasionada por esa búsqueda como lo es él; y afortunadamente es contagioso.

“Dejarse llevar por la suerte”. Jamás creí en eso hasta que vi trabajar a Ernesto y a mis compañeros.

En todo caso, la fotografía en un complejo lenguaje visual. Aprendí la letra A y para mí eso es un paso gigantesco.

Juan Carlos Rodriguez

 


Regresar a las Galerías 2009

 

Share