Galería Holy Hail

Valle Sagrado, Perú 2020

Ingles       Italiano


 


 

® Chad Anderson

 

Diez días. Es difícil de creer que puedas experimentar tanto en 10 días en este país escabroso. Con la ayuda de Ernesto pude experimentar un nuevo tiempo y lugar en un país en el que he estado muchas veces. En lo alto de la montaña con bailarines bajo la lluvia, vi cómo se desarrollaba una hermosa ceremonia para los jóvenes de la pequeña aldea. La lluvia brindó nuevas oportunidades para experimentar la tierra y las personas a través de un nuevo enfoque fotográfico. La temporada de carnaval en el Valle Sagrado es nueva para mí y trae nuevas oportunidades para profundizar más en esta hermosa tierra de gente cálida y abierta. Agradezco a mis compañeros de viaje. Hasta el año que viene.

Chad Anderson

 


 


 

® Andrea De Franciscis

 

“El granizo santo”…¡nunca fue un nombre más apropiado! Nuestro conductor, el legendario Víctor, un día nos dijo riendo: en este viaje, cuando Ernesto decide salir, llueve.

Como es habitual, las palabras para describir la singularidad de la experiencia y la belleza de Valle Sagrado son siempre pocas. Mi primer viaje fue participando en un taller con Ernesto del cual nació una espléndida amistad y estima y lo  considero un maestro. Este segundo viaje lo gané gracias a la beca de BPW.

Después de 10 años de dar vuelta en India, y gracias a Ernesto, he elegido Perú como uno de mis lugares favoritos.

La magia comienza de inmediato, Cusco es una ciudad increíble: capital del mundo andino, a 3000 metros, nos presentamos con los demás: MC y Chad. ¡El grupo es pequeño pero muy bueno!

Las emociones y situaciones casi místicas no faltan, luego de una subida bajo la lluvia y el hielo llegamos a casi 4000 metros, acurrucados por el frío, esperando que la ceremonia comience para sacar fotos y de repente sale el sol caliente; comienzan los bailes: vuelan disfrazados de plumas de ave. Al final de la ceremonia partimos cansados y sin tener una idea clara de cómo regresar a la van de Víctor. De repente, aparece por detrás una anciana, nuestra salvadora, que vuela sobre sus delgadas piernas y nos hace un gesto para que la sigamos. De regreso al hotel para cenar, no faltan las historias pero prevalece la ansiedad de ir a ver las fotos para preparar la sesión de edición de la mañana.

Este es uno de nuestros días típicos…

Granizo, sol, nubes andinas, paisajes surrealistas, el tiempo pasa de otra manera, muchachos se persiguen con baldes de agua para el carnaval en pueblos remotos, ceremonias de oración con cantos y bailes: una energía increíble, aquí la felicidad es mucho más.

Entre los recuerdos más suculentos nuestro cerdo: sacrificado, fotografiado, cocinado durante horas bajo tierra y comido con maíz y papas en una finca de gente genuina y sencilla.

Ernesto te lleva a su mundo, comparte contigo sus lugares, sus amistades pero sobre todo sus emociones y sus conocimientos.

Las sesiones de edición de la mañana son siempre constructivas, el “no va más allá” te hace dar cuenta de que más allá del marco necesitas algo; mirar las obras de Bazán y sus futuros libros, su forma de editar es instructiva.

El tiempo vuela y al final esperas que el próximo viaje con Ernesto sea lo antes posible.

¡Chad espero ver pronto tu libro sobre el Valle Sagrado!

Andrea De Franciscis

 


 


 

® MC Messner

 

 


Regresar a las Galerías 2020

 

Share