Galería Nice Try

Cuzco, Perú 2018

Italiano       Ingles


 

Chad_Anderson_01.jpgChad_Anderson_02.jpgChad_Anderson_03.jpgChad_Anderson_04.jpgChad_Anderson_05.jpgChad_Anderson_06.jpgChad_Anderson_07.jpgChad_Anderson_08.jpgChad_Anderson_09.jpgChad_Anderson_010.jpgChad_Anderson_011.jpgChad_Anderson_012.jpgChad_Anderson_013.jpg

® Chad Anderson

 

¡Ya no me preocupo más!. Este viaje con Ernesto ha sido muy especial, ambos lo sentimos. Hay un cambio en mi comprensión de este lugar, de los nativos. Un regreso más espiritual. Me olvido de mi cámara. Aberturas, tiempos, obturador, hasta dejo de preocuparme de enfocar.

Las imágenes están siempre ahí, siempre presentes. Las veo, cierro los ojos. La mayoría “huye”. Algunas quedan atrapadas en el sensor de mi cámara. He vuelto al Perú siete veces, esta vez es la más preciosa. Abandoné las preocupaciones. Siento la culminación de lo que Ernesto me ha ido enseñando y de lo que hemos compartido. Caminamos, vemos y amamos este lugar.

Chad Anderson

 



 

Garry_Waller_01.jpgGarry_Waller_02.jpgGarry_Waller_03.jpgGarry_Waller_04.jpgGarry_Waller_05.jpgGarry_Waller_06.jpgGarry_Waller_07.jpgGarry_Waller_08.jpgGarry_Waller_09.jpgGarry_Waller_010.jpgGarry_Waller_011.jpgGarry_Waller_012.jpgGarry_Waller_013.jpgGarry_Waller_014.jpgGarry_Waller_015.jpg

® Garry Waller

 

Este ha sido mi cuarto taller con Ernesto y habiendo ya visto algunos de los increíbles trabajos de los estudiantes de cursos pasados aquí en el Valle Sagrado, en Perú, sabía que este era el curso que debía tomar y que iba a ser muy especial. Mientras caminábamos todos los días, tomé muchas fotos del paisaje y recuerdo haber pensado que rara vez la cámara hace justicia a las proporciones y a la belleza de los lugares que estaba viendo con mis propios ojos.

La gente que conocimos fue cálida y amable con todos nosotros. Ya había estado en Perú dos veces. así que sabía que es un país donde fotografiar es mucho más especial gracias a las personas y su hospitalidad. Todos los días descubrimos nuevas situaciones y oportunidades fotográficas. Pasamos bastante tiempo fotografiando a los trabajadores que trabajan en los campos de cosecha de cultivos. También visitamos pequeños pueblos donde la vida transcurría a un ritmo que no puedo vivir mucho en Nueva York; la belleza de los pequeños gestos cotidianos parece estar amplificada de alguna manera por la lentitud y la autenticidad de la vida de las personas en estos lugares.

Y luego, por supuesto, está la increíble pasión de Ernesto por el trabajo de sus alumnos, su aliento para descubrir oportunidades fotográficas únicas ha sido más fuerte que nunca y, todos los días, fue una nueva aventura para el grupo. La crítica productiva todas las mañanas, mostrar y contar proyectos fotográficos pasados y presentes, y el placer de pasar tiempo con otros estudiantes fue un regalo que hizo que este taller fuera increíble.

Garry Waller

 



 

Laura_Kreuger_01.jpgLaura_Kreuger_02.jpgLaura_Kreuger_03.jpgLaura_Kreuger_04.jpgLaura_Kreuger_05.jpgLaura_Kreuger_06.jpgLaura_Kreuger_07.jpgLaura_Kreuger_08.jpgLaura_Kreuger_09.jpgLaura_Kreuger_010.jpgLaura_Kreuger_011.jpgLaura_Kreuger_012.jpgLaura_Kreuger_013.jpgLaura_Kreuger_014.jpg

® Laura Kreuger

 

Para mí, el taller del Valle Sagrado estaba lleno de cosas que he hecho por primera vez: el primer taller con Ernesto, la primera vez en Perú, la primera vez que bebía chicha, entre otras cosas. Había escuchado por primera vez sobre los talleres de Ernesto hace tres años de un mentor de confianza y desde entonces siempre he querido participar.

Para decirlo simplemente, la experiencia ha sido a la altura de su reputación. Hemos vivido muchos momentos sagrados en nuestras andanzas por las montañas y valles alrededor de Cusco y Pisac. La calidez y la naturaleza acogedora de las personas que conocimos nos llevaron a estos momentos sagrados llenos de vulnerabilidad, perspicacia y compasión. Vi y experimenté el país de una manera que nunca hubiera tenido el coraje de hacer sola, y creo que esto me ha permitido tener fotos más convincentes y perspicaces.

Vulnerabilidad e intuición fueron transferidas a nuestras sesiones de edición, donde Ernesto compartió su talento, especialmente en la creación de una comunidad donde los talentos creativos de cada persona podrían continuar floreciendo y creciendo. Puedo decir con seguridad que estos diez días han estado entre los más estimulantes y creativos que jamás haya experimentado. Siento como si mis ojos hubieran sido reabiertos y años de óxido creativo borrados.

Laura Krueger

 



 

Milton_Zambrana_01.JPGMilton_Zambrana_02.JPGMilton_Zambrana_03.JPGMilton_Zambrana_04.JPGMilton_Zambrana_05.JPGMilton_Zambrana_06.JPGMilton_Zambrana_07.JPGMilton_Zambrana_08.JPGMilton_Zambrana_09.JPGMilton_Zambrana_010.JPGMilton_Zambrana_011.JPGMilton_Zambrana_012.JPGMilton_Zambrana_013.JPGMilton_Zambrana_014.JPG

® Milton Zambrana

 

Esta era la tercera vez que caminaba con viejos y nuevos amigos a lo largo de majestuosas montañas y profundos valles. A medida que el aire se adelgaza por encima de los 4000 metros, las cosas se vuelven más intensas y lucho por sacar el “ayer” y el ”mañana” del camino. “Vive el momento”, digo a mí mismo “disfruta de la compañía … llena tu corazón de amor y abre la puerta para que la magia (sea cual sea la forma que decida tomar) pueda abrirse paso a tu alrededor. … estar aquí … estar vivo … caminar en un lugar tan antiguo y en buena compañía … Uno solo puede pensar: ¡todo está bien!”

Las sesiones de edición de la mañana son siempre un placer y te preparan para un largo día fotográfico, un día generalmente lleno de magia y sorpresas. Un agradecimiento especial como siempre a mis compañeros de aventuras, a Ernesto que nos guió con tranquilidad, y gracias a Chad, Garry y Laura por la inspiración y el intercambio.  Hasta el próximo encuentro!

Milton Zambrana

 


Regresar a las Galerías 2018

 

Share