Galería Where Do You Stand?, Do You Capisco?

Sicilia, Italia 2014

Italiano       Ingles


 

colin_steel_01.jpgcolin_steel_02.jpgcolin_steel_03.jpgcolin_steel_04.jpgcolin_steel_05.jpgcolin_steel_06.jpgcolin_steel_07.jpgcolin_steel_08.jpgcolin_steel_09.jpgcolin_steel_010.jpgcolin_steel_011.jpgcolin_steel_012.jpgcolin_steel_013.jpgcolin_steel_014.jpgcolin_steel_015.jpgcolin_steel_016.jpgcolin_steel_017.jpg

® Colin Steel

 

Nuevos amigos, nuevas experiencias, nuevas ideas, nuevas emociones, conversaciones fascinantes, danzas poéticas, dulce whisky, cigarros robustos, stigghiole, pan caliente y café recién hecho.
Los días de ensueño son enfatizados por las experiencias de crecimiento increíbles con la enseñanza de Ernesto y Jeff, Juan y todos mis amigos. ¡Qué placer fue escuchar a Jeff hablar de la obra de toda una vida y ver sus libros por primera vez! También fue un honor ser parte de ese almuerzo en el jardín, donde Ernesto mostró el machote de su nuevo libro Isla, o cuando tuvimos la cena con una amplia variedad de platos sicilianos. Me quedé muy sorprendido por la belleza y la expresividad de la obra mexicana a color de Juan. ¡Qué experiencia visual increíble!
Por último, siempre es intensamente satisfactorio ver cómo mis compañeros fotógrafos crecieron fotográficamente y mostraron las maravillosas fotos que han tomado. Estoy empezando a pensar que la palabra taller es un término engañoso para una experiencia de aprendizaje con Ernesto. Gracias a Ernesto, Jeff y todos los estudiantes para una experiencia profundamente satisfactoria y el tiempo esclarecedor en Sicilia.

Colin Steel

 



 

daniela _chelo_01.jpgdaniela _chelo_02.jpgdaniela _chelo_03.jpgdaniela _chelo_04.jpgdaniela _chelo_05.jpg

® Daniela Chelo

 

Los días de estancia en Sicilia por un taller con Ernesto Bazán fueron muy intensos. Recuerdo especialmente un momento en que tuve que tomar un poco de descanso después de haber vivido la primera edición y de haber visto los libros de David Meyers y sobre todo de nuestros maestros Ernesto Bazán y Jeff Jacobson. Mientras estábamos viendo imágenes de México de Juan De La Cruz, tuve la sensación de estar saturada con información nueva y tuve que parar por un minuto para procesarlas antes de poder continuar viendo otras.
En los diez días vimos varias procesiones, en los que he vivido momentos contrastantes: vi actuar y vi también momentos de emoción sincera; conocí a gente de una gran bondad y amabilidad que transmiten con orgullo a las generaciones futuras su pasión por las tradiciones y ritos, una simbiosis de modernidad y pasado.
Fui en punta de pie a esta experiencia, pero al final, de repente, la magia se llevó a cabo y logré “ver”. Me acerqué a la gente como nunca me había atrevido a hacer.
El momento en que el niño, que jugaba conmigo (como entendió inmediatamente Ernesto con su mirara aguda y sensible detrás de su cámara) repitió el “ojo, ojo, ojo … refiriéndose a mi objetivo”, fue como una revelación, que abrió una puerta a un mundo nuevo.
Tuve el privilegio de contar con dos profesores como Ernesto Bazán y Jeff Jacobson que criticaron y animaron a nuestro trabajo con la máxima honestidad a pesar de estar en desacuerdo entre sí varias veces (algo que ha añadido valor a nuestra experiencia). A sus miradas no se le pierde nada: su paciencia, experiencia, su humildad y el placer de compartir la pasión por la fotografía eran increíbles. Cada uno con su propia visión específica de la vida y de la fotografía, Ernesto con su energía y la creencia en lo que hace, y Jeff por el espíritu con el que me siento particularmente cercana,  fueron capaces de enseñarnos una nueva manera de mirar las fotos y la realidad que nos rodea, con un renovado interés y asombro. Tengo que agradecerles mucho por su atención, apoyo y entusiasmo que han sido capaces de darme en estos días.
También quiero agradecer a mis compañeros de estudios: Colin tanto por su visión fuerte y poética como por su presencia y por su ayuda en la edición, Rafael para el asesoramiento, apoyo y sobre todo por la ayuda con Photoshop. Verlo en acción era muy informativo (dime cómo te salió la caponata!). David por su presencia atenta y su capacidad de ver más allá. Es también gracias a ellos que después de ver su trabajo en el sitio de Ernesto – me decidí a participar en el taller.
Doy las gracias a Javier por su gentil presencia y ayudo a ponerme al corriente del retoque fotográfico, Jonathan por su especial sentido del humor y toda la ayuda técnica que podía dar, Sergio por su pasión y  su sonrisa, Jojo por su apoyo y aliento, Markus para conversar sobre temas ligeros y profundos y su capacidad de restar importancia en los momentos de angustia, Juan por su presencia y la sensibilidad que sabe transmitir  en sus fotografías. También, gracias a Anastasia, en particular, por su energía contagiosa y la risa y Giorgio por su tiempo y generosidad y por estar siempre presente.

Daniela Chelo

 



 

david_myers_01.jpgdavid_myers_02.jpgdavid_myers_03.jpgdavid_myers_04.jpgdavid_myers_05.jpgdavid_myers_06.jpgdavid_myers_07.jpgdavid_myers_08.jpg

® David Myers

 

Pascua en Sicilia en 2014 era la tercera vez que soy parte de este increíble taller. Esta vez tuvimos dos grandes maestros – Ernesto Bazán y Jeff Jacobson. Ambos han aportado su visión única y personal y se alternaron para enriquecer con su experiencia este curso.
Cada vez que estuve en Sicilia, me parece que me paso más tiempo observando y sumergiéndome más en la exploración de las vidas de las personas. Voy poco a poco desarrollando un estilo que es cada vez más mío y no una imitación de todos los que me han precedido. Aprendo más y más cada vez que miro a través del visor. Mi regreso a fotografiar la Pascua va mucho más allá de un taller, es una aventura del ver, del  responder a los estímulos, y de explorar. Se puede visitar Sicilia durante una semana y explorarla por sí solo. Pero ser parte del taller de Ernesto y sus participantes va más allá de la mera exploración de las calles y se convierte en una exploración de las propias emociones y el corazón de uno y, al mismo tiempo, ayuda a desarrollar los músculos necesarios para responder a los momentos fotográficos.

Tengo muchas ganas de ser parte nuevamente de este taller tan especial en 2015 para continuar desarrollando el hilo conductor de mi trabajo.

David Myers

 



 

francisco_javier_01.jpgfrancisco_javier_02.jpgfrancisco_javier_03.jpgfrancisco_javier_04.jpgfrancisco_javier_05.jpgfrancisco_javier_06.jpgfrancisco_javier_07.jpgfrancisco_javier_08.jpg

® Francisco Javier

 

Personas abiertas y talentosas de diferentes culturas, pero que comparten una pasión común por la fotografía todos juntos en la misma villa. ¡Que clase de cóctel!.
Fotografiar la Pascua en Sicilia se convirtió en un desafío. No sólo por el tema en sí, sino también por el nivel alto e intenso que se nos ha pedido desde el inicio del taller.
El haber tenido estos dos maestros, Ernesto y Jeff con su asesoramiento honesto y profundo fue una oportunidad única. Estas dos formas de entender la fotografía han enriquecido grandemente el análisis de las imágenes, todas las discusiones sobre la fotografía. Todo esto, gracias a la valiosa contribución de los otros participantes, permitió que tenga yo una mirada nueva.
Me gustó mucho el tiempo compartido con todos vosotros. En particular, me gustaría darle las gracias a Rafa, Colin y Juan por su generoso apoyo, y luego a todos los demás participantes y los profesores para crear un ambiente tan especial (whisky escocés obviamente, mezcal mexicano, robustos puros cubanos y la comida siciliana ayudaron en gran medida!)
Dejo Sicilia con buenas imágenes y, lo que es aún más importante, con un enfoque diferente a la fotografía y con amigos de verdad.

Francisco Javier

 



 

jahn_schimitz_01.jpgjahn_schimitz_02.jpgjahn_schimitz_03.jpgjahn_schimitz_04.jpgjahn_schimitz_05.jpg

® Jahn Schimitz

 

Jahn Schimitz

 



 

jonathan_kronberg_01.jpgjonathan_kronberg_02.jpgjonathan_kronberg_03.jpgjonathan_kronberg_04.jpg

® Jonathan Kornberg

 

Este fue mi primer taller con Ernesto Bazán y me sentí feliz de que también Jeff Jacobson estaba ahí añadiendo energía extra para toda la experiencia. La combinación de estos dos maestros entusiastas que con su sabiduría e inteligencia fueron el centro de este círculo que contenía un grupo de estudiantes maravillosos, la generosa gente de Sicilia y la misma isla .
Muchos de los estudiantes tenían una gran experiencia y han compartido con nosotros sus fotos e historias de otros tiempos y lugares, mostrando un nivel fotográfico que yo sólo puedo soñar.
Al mismo tiempo, haber tenido la oportunidad de que los dos profesores hayan compartido su trabajo ha sido un verdadero privilegio.
Las celebraciones de Semana Santa se inician lentamente, pero durante la maratónica procesión de los misterios que duraron 30 horas, finalmente logré ver las emociones de la gente de Trapani, y esta experiencia fue sin duda lo más destacado del taller.
El taller se deshizo en un ritmo suave dominado primero por la espléndida comida y luego por las conversaciones agradables y risas con otros estudiantes de diferentes países.
Mi cintura todavía no se recupera y la música sigue bailando en mi cabeza. Ahora entiendo mejor por qué tantos estudiantes regresan a este y otros talleres de Ernesto.

Jonathan Kornberg

 



 

markus_lichtenstein_01.jpgmarkus_lichtenstein_02.jpgmarkus_lichtenstein_03.jpgmarkus_lichtenstein_04.jpgmarkus_lichtenstein_05.jpgmarkus_lichtenstein_06.jpgmarkus_lichtenstein_07.jpg

® Markus Lichtenstein

 

Para mí fue una experiencia inspiradora e intensa. Se ha abierto una nueva forma de ver las fotos. Disfruté mucho de la dedicación y la paciencia de Ernesto durante las sesiones de edición. La participación en este taller me hizo un fotógrafo más maduro y reflexivo. Absolutamente recomendable!

Markus Lichtenstein

 



 

rafael_ruiz_01.jpgrafael_ruiz_02.jpgrafael_ruiz_03.jpgrafael_ruiz_04.jpgrafael_ruiz_05.jpgrafael_ruiz_06.jpgrafael_ruiz_07.jpgrafael_ruiz_08.jpgrafael_ruiz_09.jpg

® Rafael Ruiz

 

Volver a Sicilia siempre es un placer, volver a comer la caponata y todos sus tesoros gastronómicos. Y si además lo haces con un grupo como el de este año… aun mejor!
Desde el primer día se formó una familia. Empezando por Javier, me encantó conocerte. Tienes una mente privilegiada, una mente analítica y racional empujada por un tipo de creatividad fascinante. Aprendí mucho de ti. Espero que me mandes más libros y bajes a Granada.

Tasha! oh “amorcito” ja já eres maravillosa y haces la vida maravillosa. Pienso que tu marido y tus hijos tienen asegurada una vida feliz con tu extraordinaria energía. Lo pienso de verdad. Eres chiquita, pero eres como un terremoto y puedes poner a bailar a cualquier persona al ritmo de tu feliz música de vida.

Markus es impresionante tu sencillez. Te imaginaba actuando en los grandes negocios de tu día a día, y pensaba que mezcla tan inteligente y que buena elección de vida. Creo que eres un gran hombre.

Colin & David este año me he reafirmado cada cosa que pensé el año pasado de los dos. Os vuelvo a dar las gracias por tratarme tan bien y ser tan nobles y divertidos. Quedé impresionado con el lindo libro de David sobre su madre. Colin tus fotos de Brasil realmente me convulsionaron. Espero que nuestras líneas de vida se junten de nuevo en México…ojalá

Juan, Juanito! Seguimos con esa conexión tan especial. No entiendo muy bien porqué, pero veo que hay un plan desde arriba. Está claro que nos volveremos a ver. Fue increíble tenerte 10 días en el taller, reír y charlar contigo. Tus fotos volvieron a matarme. Da el salto ya y tírate al vacío. Te esperan cosas inenarrables.

Ernesto después del viaje a Bolivia y este taller también tengo claro que nuestras vidas, como la de Juan, están unidas por alguien en el cielo. No hay dudas, la complicidad que tenemos me hace ser muy feliz. He dado saltos de gigante en la fotografía con tan solo conocerte. Gracias por todo

Jeff tu humanidad me dejó sin palabras. Eres un ejemplo, de esfuerzo y pasión por la fotografía. Me gustaba mirarte ensimismado tomando fotos. Eres silencioso y te mueves lento, pero transmites una energía y un amor por la fotografía que nunca antes había visto. Me emociona poder ver la vida a través de tus limpios ojos azules, es muy inspirador.

Giorgio, suerte con tu boda amigo! Gracias por el día del aeropuerto. Al final fue un regalo poder compartir ese viaje. Este año no tuvimos mucho tiempo para hablar. Te abrazo y estoy seguro que todo te irá bien en la vida con esa forma de ser que tienes.

Sergio no se muy bien como eras antes de “tu cambio” de descubrir a tu niño interior. Solo te puedo decir que eres increíble. Sin duda eres el que mas trabajaste en el taller. Muchas veces oí que cuando alguien estaba cansado de hacer fotos y tu aparecías, recargabas la energía de los demás para seguir fotografiando. Gracias por tu sensibilidad.

Para los demás tengo las mismas palabras amables. Fue maravilloso tenerlos de cerca. Cada uno de vosotros colaboró en hacer un taller inolvidable.

El momento más bonito del taller, y uno de los mas bonitos de mi vida también, fue durante la inauguración de nuestra exposición en el Instituto Cervantes de Palermo (gracias Belén si llegas a leer esto). Me gustó ver mis fotos tan bien impresas y en un lugar tan asombroso. Pero esto fue lo de menos. Lo que caló hondo en mí fue ver las caras de felicidad y orgullo de David, Colin, Sorin y Ernesto.

Me emocioné bastantes a veces y fue algo que nunca olvidaré. Mi querido profesor hablando en su ciudad, a su gente, compartiendo parte de si mismo y de su trabajo… la presencia de la linda madre de Ernesto y de sus familiares. Todo eso se hizo realidad por algo que has hecho tú Ernesto. Es algo para echarse a pensar. La energía que te llega cuando haces cosas para los demás en vez de para ti mismo es algo inexplicable, algo transformador. Así que él que realmente debe dar gracias a la vida por ese momento soy yo.

Rafael Ruiz

 



 

Sergio_Barra_01.jpgSergio_Barra_02.jpgSergio_Barra_03.jpgSergio_Barra_04.jpgSergio_Barra_05.jpgSergio_Barra_06.jpgSergio_Barra_07.jpgSergio_Barra_08.jpgSergio_Barra_09.jpgSergio_Barra-10.jpgSergio_Barra-11.jpgSergio_Barra-12.jpgSergio_Barra-13.jpgSergio_Barra-14.jpg

® Sergio Barra

 

“Whatsoever you do, if you do it joyfully, if you do it lovingly, if your act of doing it is not purely economical, then it is creative. If you have something growing out of it within you, if it gives you growth, it is spiritual, it is creative, it is divine” OSHO

Ernesto,
Una vez más me siento sumamente satisfecho y sobre todo FELIZ. Durante muchos años tuve claro que tenía que conocer Italia desde adentro, en el campo, con su gente, con sus costumbres, con sus paisajes, su comida, su historia. Invariablemente las cosas se hacen realidad cuando es destino. Este viaje ha sido realmente inolvidable. Me conecté muy bien con el país y sobre todo con su gente. Entendí muchas cosas que me decías sobre este taller y creo que al igual que el de Oaxaca, los dos fueron sumamente especiales.
Lo primero que debo agradecer es la oportunidad de haber recorrido gran parte de Italia y haber podido disfrutar de un país realmente increíble. Fue una de las experiencias más lograda en mi vida.

Sicilia y el Workshop fueron para mi un periodo de mucho crecimiento. A diferencia de Oaxaca donde prácticamente llegué con una venda en los ojos, en Sicilia sabía que tenía que ir con los ojos más abiertos y la mente más clara, observar detenidamente cada instante, cada detalle, cada espacio. Esta vez aprendí también mucho sobre técnicas, estilos, experiencias. Pude descubrir y aclarar muchas dudas que tenía y que nunca me había atrevido a preguntar. Creo que el grupo fue excelente y tuve la oportunidad de aprender muchas cosas de cada uno de ellos. Esto es lo que me agrada más de tu talleres.

La experiencia fotográfica fue realmente un cannolo para el alma. El fervor, la devoción, la espiritualidad con que el pueblo adora a Dios, a la Virgen, a Jesucristo y a todos sus Santos es realmente sobrecogedora. Yo diría que en eso Italia y México son muy parecidos y aunque en formatos quizá muy diferentes encontré más similitudes que diferencias.
Descubrí y aprendí que mi fotografía tiene que ser capaz de transcender y no debía solo concentrarme en el momento que estaba viviendo, en la procesión o en los disfraces y caracteres, sino debía buscar momentos fotográficos que pudieran ir más allá del lugar, del momento y de la fecha, y que lograran contar una buena historia. Quizá esto sea algo sabido para muchos, pero para mi fue una gran revelación. Como sabes tengo solo dos años en la fotografía y tengo mucho por aprender. Me siento satisfecho porque trabajé duro, aunque a diario sentía mucho dolor en mi cuerpo por el esfuerzo, pero el trabajo logrado lo compensa. Aprendí mucho del proceso de edición, el escucharte nuevamente definiendo en cada imagen lo que funciona y no funciona y entender mejor aquellas imágenes que transcienden o van más allá que otras es algo que disfruto intensamente. A pesar que tengo que reconocer que también son momentos estresantes para mi pero finalmente los disfruto porque son los momentos en los que más aprendo.

Haber tenido la suerte de tener a Jeff Jacobson en el taller le dio un valor aún mayor a todo el proceso de enseñanza y aprendizaje. Tener dos maestros con diferentes estilos, uno experto en el manejo del blanco y negro y el otro en color no tiene precio. Créeme que para mi fue un deleite escuchar los comentarios de Jeff. Observándole en todo momento, sentía mucha curiosidad por conocer como procesa y observa la realidad. También fue muy útil que los dos discutieran ampliamente sobre aquellas fotos en que no estaban de acuerdo. Eso nos permitió aprender mucho y creo que fue una gran fortuna y oportunidad tenerlo en el workshop.

Sobre Sicilia solo puedo decirte que es un deleite para todos los sentidos: visual, espiritual, gustativo, auditivo, y por supuesto sentir el abrazo gentil de su gente redondea por mucho la experiencia. Fotográficamente hablando tener la oportunidad de sacar fotos en ciudades de contrastes como Palermo, Trapani y Marsala fuer realmente increíbles.
En el tema de la comida en Sicilia hablamos de un nivel muy superior. Junto con la fotografía vivimos dos grandes experiencias al mismo tiempo.

La presencia en el grupo de grandes fotógrafos, diferentes estilos, culturas, ideas, visiones fue otro elemento que le dio un valor agregado al taller.
Debo confesar que esta vez estaba dispuesto a aprender mucho más de cada uno de ellos en comparación con Oaxaca y creo que lo logré.
Fue un excelente grupo, súper integrado, divertido, muy comprometido, entusiasta, con un alto nivel creativo, realmente disfruté gratamente cada momento que pasé con todos y siento que cada uno de ellos es ya parte de mi vida.

Ernesto, mi amigo, una vez más me has sorprendido. Te lo agradezco infinitamente!
Mi mente hoy en día está más tranquilas y en paz que antes. Creo que ha sido parte del proceso de evolución y crecimiento de mi consciencia. Llegaste cuando tenías que llegar y te lo agradezco. Ernesto que Dios te bendiga!

Gracias aquí y ahora.

Sergio Barra

 



 

tasha_dorsono_01.jpgtasha_dorsono_02.jpgtasha_dorsono_03.jpgtasha_dorsono_04.jpgtasha_dorsono_05.jpgtasha_dorsono_06.jpgtasha_dorsono_07.jpgtasha_dorsono_08.jpg

® Tasha Dorsono

 

Esto es sólo un intento de querer expresar con palabras esta experiencia mágica. Los padrinos Ernesto y Jeff, han “bailado” de una manera tan elocuente en su enseñanza a nosotros los estudiantes proveniente de diferentes partes del mundo y de diferentes culturas y orígenes. Ellos nos enseñaron con tanta delicadeza y con mucho aliento. La procesión de los Misterios, la música, el olor de Sicilia, de la pasta, las salchichas y un feliz encuentro con todos ustedes me hizo ir a casa, no sólo con un “nuevo par de ojos” en mi forma de fotografiar, sino también con un montón de recuerdos verdaderamente extraordinarias. En dos palabras: “Simplemente Mágico”.

Tasha Dorsono

 



Regresar a las Galerías 2014

 

Share