Galería L´Avventura

Oaxaca, México 2014

Italiano       Ingles


 

calvin_chen_01.jpgcalvin_chen_02.jpgcalvin_chen_03.jpgcalvin_chen_04.jpgcalvin_chen_05.jpgcalvin_chen_06.jpgcalvin_chen_07.jpgcalvin_chen_08.jpgcalvin_chen_09.jpgcalvin_chen_010.jpgcalvin_chen_011.jpgcalvin_chen_012.jpgcalvin_chen_013.jpg

® Calvin Chen

 

Lo que hace a los talleres de Ernesto realmente únicos, no es sólo sus destinos exóticos, sí no también por el viaje. Siempre hay oportunidades para las fotos que se nunca imagina, pero es mucho más que imágenes. Este taller nos enseña a ver, es un viaje interior, conoces gente increíble que encuentras en el camino. Siempre me siento una persona mejor después de haber seguido uno.

Calvin Chen 

 



 

carlos_canon_01.jpgcarlos_canon_02.jpgcarlos_canon_03.jpgcarlos_canon_04.jpgcarlos_canon_05.jpgcarlos_canon_06.jpgcarlos_canon_07.jpgcarlos_canon_08.jpgcarlos_canon_09.jpgcarlos_canon_010.jpgcarlos_canon_011.jpgcarlos_canon_012.jpgcarlos_canon_013.jpgcarlos_canon_014.jpgcarlos_canon_015.jpgcarlos_canon_016.jpg

® Carlos Canon

 

 



 

giorgio_negro_01.jpggiorgio_negro_02.jpggiorgio_negro_03.jpggiorgio_negro_04.jpggiorgio_negro_05.jpggiorgio_negro_06.jpg

® Giorgio Negro

 

Oaxaca siempre es Oaxaca, parecería que estoy volviendo aquí para repetir las mismas cosas, tomar las mismas fotos, vivir las mismas situaciones y perderme en las mismas ilusiones. Pero no. Volver a andar los pasos de un viaje ya vivido me sorprende con nuevas, inesperadas magias. Alcanzo a vislumbrar algunos reflejos de misterios que el apuro del pasado me había negado, nuevos destellos de un mundo secreto que algún día, tal vez, lograré penetrar y, quizás, entender, así sea un poquito.
Descubrir es la esencia de este viaje, mirar hacia delante, seguir el olfato de Ernesto por lo imprevisto, el milagro que de pronto se materializa y se deja, pero con mucho recelo, fotografiar.
Gracias a todos ustedes, mis compañeros de Avventura. 

Giorgio Negro

 

 



 

javier_alonso_01.jpgjavier_alonso_02.jpgjavier_alonso_03.jpgjavier_alonso_04.jpgjavier_alonso_05.jpgjavier_alonso_06.jpgjavier_alonso_07.jpgjavier_alonso_09.jpgjavier_alonso_010.jpgjavier_alonso_011.jpgjavier_alonso_012.jpgjavier_alonso_013.jpg

® Javier Alonso

 

Cada lugar construye su propio diálogo con la gente que lo habita y ello se traduce en oportunidades fotográficas diferentes en términos de ritmo, forma y contenido. Oaxaca me sorprendió con su particular relación entre la vida y la muerte, mantenida a través de tradiciones que vienen de tiempos lejanos. El arco del tiempo en los altares improvisados en cada casa, las comparsas, los huehuentones, la generosidad que la gente tuvo con nosotros en el homenaje a sus muertos y su sutil serenidad velando de noche en los cementerios…son recuerdos que pervivirán para siempre en mi memoria. Ciertamente, son cosas que sólo se viven con una cámara en la mano, la cual viene a ser el pasaporte para estar en primera fila de estas experiencias. ¡Carnalito Juan, tu país es grande!

Este fue mi segundo taller con Ernesto, después del taller de Semana Santa en Sicilia en este mismo año. Nuevamente encontré el impulso y amistad de Ernesto en su empeño por mantener un buen tono, exigencia, disciplina y rigor de análisis a lo largo de todo el taller. Por mi parte, intenté dar de nuevo lo mejor de mí, si bien en esta ocasión con un sentimiento diferente, quizás siendo más consciente del reto al que me enfrentaba. La dinámica de grupo, como ya sucediera en Sicilia, ayudó mucho y fue muy enriquecedora: fotógrafos excelentes y mejores personas, así como mucha honestidad en los análisis y revisiones fotográficas. Y por encima de ello, un tiempo compartido inapreciable, incluidos los huevos a la mexicana y el mezcal de 77º. Sólo mencionar los consejos lúcidos de Giorgio, las caminatas con Carlos o la casi bíblica generosidad de Umit sería una injusticia. Por ello, gracias a todos vosotros por compartir vuestro tiempo y trayectoria fotográfica conmigo.
¡Pasión, paciencia y persistencia!

Javier Francisco Alonso

 



 

jodi_champagne_01.jpgjodi_champagne_02.jpgjodi_champagne_03.jpgjodi_champagne_04.jpgjodi_champagne_05.jpgjodi_champagne_06.jpgjodi_champagne_07.jpgjodi_champagne_08.jpgjodi_champagne_09.jpgjodi_champagne_010.jpgjodi_champagne_011.jpg

® Jodi Champagne

 

 



 

lucia_cattaneo_01.jpglucia_cattaneo_02.jpglucia_cattaneo_03.jpglucia_cattaneo_04.jpglucia_cattaneo_05.jpglucia_cattaneo_06.jpglucia_cattaneo_07.jpglucia_cattaneo_08.jpglucia_cattaneo_09.jpglucia_cattaneo_010.jpglucia_cattaneo_011.jpg

® Lucia Cattaneo

 

Este fue mi primer taller con Ernesto y también mi primera experiencia en México. Me quedé completamente fascinada por Oaxaca y los pueblos de la Sierra. Seguir las celebraciones autenticas de la fiesta de los muertos fue mágico y conmovedor, acompañar a las comparsas en las casas, bailar con ellos, conocer las diferentes tradiciones de pueblo en pueblo, compartir su comida y mezcal … muchos, muchos momentos inolvidables.
He aprendido mucho de Ernesto y de todos mis compañeros de aventura! Regreso de este taller enriquecida fotográficamente y humanamente, con un gran deseo de continuar fotografiando y espero repetir esta experiencia maravillosa.

Lucía Cattaneo

 



 

Paul_M_Murray_01.jpgPaul_M_Murray_02.jpg

® Paul M. Murray

 

 



 

tom_foster_01.jpgtom_foster_02.jpgtom_foster_03.jpgtom_foster_04.jpgtom_foster_05.jpgtom_foster_06.jpgtom_foster_07.jpgtom_foster_08.jpgtom_foster_09.jpgtom_foster_010.jpgtom_foster_011.jpgtom_foster_012.jpgtom_foster_013.jpgtom_foster_014.jpg

® Tom Foster

 

Oaxaca fue mi tercer taller con Ernesto. Al igual que en los otros talleres, este curso no sólo fue una oportunidad para hacer grandes fotos, sino también una verdadera aventura. Fue una oportunidad de experimentar fotográficamente en una cultura diferente a las que ya conocía. En Oaxaca, vi una cultura menos preocupada por la ganancia material, con una mayor conexión espiritual y el deseo de celebrar con sus seres queridos: vivos y muertos. Como en los otros dos talleres anteriores, nos encontramos con sorpresas maravillosas y mágicas.
Una vez más, me encontré en un mundo lleno de alegría, lágrimas, celebración, espiritualidad y amor. Es extraño y hermoso al mismo tiempo ver de cerca una cultura que se tome el tiempo para celebrar, honrar y para comunicarse con sus muertos. Siguiendo las comparsas enmascaradas de casa en casa fue una alegría llena de música, baile, cerveza y licores.

Una vez más, la guia y la crítica de Ernesto fue la clave para capturar estas pocas imágenes especiales que de otro modo se habrían escapado de mi atención. Sus evaluaciones honestas y estrictas de las fotos que me vieron obligado a profundizar y ver lo que hay por debajo de la superficie de la vida.

Tom Foster

 



 

umit_okan_01.JPGumit_okan_02.JPGumit_okan_03.JPGumit_okan_04.JPGumit_okan_05.JPGumit_okan_06.JPGumit_okan_07.JPGumit_okan_08.JPGumit_okan_09.JPGumit_okan_010.JPGumit_okan_011.JPGumit_okan_012.JPGumit_okan_013.JPGumit_okan_014.JPGumit_okan_015.JPGumit_okan_016.JPGumit_okan_017.JPGumit_okan_018.JPGumit_okan_019.JPGumit_okan_020.JPGumit_okan_021.jpgumit_okan_022.jpgumit_okan_023.jpgumit_okan_024.jpg

® Umit Okan

 

Una vez más fue muy agradable volver a Oaxaca. Como siempre, he disfrutado mucho el tiempo pasado en México. Extrañaba mucho mis kankas…
Más allá de la fotografía, reencontrarse con amigos, tomar mezcal silvestre, bailar medio borracho con las comparsas son recuerdos inolvidables…
Tengo que agradecer a Ernesto por su guía, la amistad y para hacer posible este hermoso viaje.

Umit Okan

 



Regresar a las Galerías 2014

 

Share