Galería Tomato Soup

Sicilia, Italia 2008

Italiano       Ingles


® Michel Oliva

 

Siempre es una experiencia intensa sacar fotos. Es siempre un deseo muy fuerte que te empujas a sacarlas. Es una búsqueda que nunca termina. Este viaje ha sido una ocasión maravillosa para celebrar este placer. Gracias Ernesto. Saludos a todo ustedes.

Michel Oliva

 

 

 


® Piang NgokChong

 

“Momentos…Yuxtaposiciones…Expresiones…Capas…” He oído estas palabras en el pasado. ¿Pero donde están estos momentos? ¿Cómo los encuentro? ¿Por favor momentos pueden quedarse parados? ¿ Donde están las yuxtaposiciones correctas? ¿Por qué muchas yuxtaposiciones no funcionan? ¿Y por qué otras funcionan? ¡ Y las expresiones! ¡ Muchas fotos destruidas por “unas expresiones” equivocadas! “Oiga usted, mantenga sus expresiones mientras yo me acerco y compongo la foto”. ¡ Pero ellos no cooperaban! ¿Y cómo poner varias capas dentro de una fotografía bidimensional? ¡Maldición! ¡Son tan elusivas!
¡Y “Non funciona!” “C’è sempre un motivo!” ¡Conozco estas frases! ¡Por lo menos mis lecciones de italiano me sirvieron para algo!
No sabia casi nada sobre la “fotografía callejera.” Aún hoy,¡no se casi nada! Pero como el estupido ignorante que era (¡y que continuo siendo!), me tiré adentro. No. No esperaba convertirme en un ”guru de la fotografía callejera” al final del taller. Había visto demasiadas fotos lindísimas sacadas por otros estudiantes. No soñé jamássacar fotos como aquellas. ¡Pero me divertí muchísimo! ¡Y la comida estaba riquísima! ¡ “Pulpo grillado! Mamma mia!”
Lentamente, empecé a ver un poco mejor. Vi a otros participantes“atrapar” momentos. Momentos que estaban ahí para ser tomados, pero que mi ojo infantil no veía, hasta que era demasiado tarde. ¡Sigh! Empecé a ver como algunas yuxtaposiciones funcionaban y a entender el porque otras no. Empecé a reconocer expresiones “perfectas/fantásticas.” (¡ojalá hubiera tenido Al Pacino junto a mí, siempre en el lugar perfecto en el momento correcto!) Empecé a entender la diferencia entre un imagen literal/descriptiva, una foto/documento y una imagen que nos contaba una historia con diferente planos de lectura.
Al final del taller, después de haber sacado más de 2000 exposiciones, y después de algunas sesiones de edición muy duras, tuve el mísero promedio de 0.03% de fotos “ que funcionaban” (¡en realidad el grupo fue muy generoso conmigo!). Pero estaba contento. Contento porque había empezado este maravilloso viaje con el objetivo de crear fotografías callejeras. Contento porque había aprendido a ver, a evaluar imágenes de una manera más aguda. Contento porque había aprendido a ser indiscriminadamente más severo con mi autocrítica.
Y por ésto le doy la gracias a Ernesto – por haber sido muy exigente en la critica de nuestras fotografías. Y debo también darle la gracias a mis compañeros fotógrafos que me han enseñado lo que no veía, y lo que no sabia.

Piang Ngok Chong

 

 

 


® Vincent Goh

 

Como dice el refrán: “más aprende, más aprende cuanto poco sabes.” Estas palabras resumen como me sentí’ hace algún tiempo.
Pensé quehabía aprendido muchas cosas en mi primer taller en Cuba con Ernesto en el diciembre del 2005. Pensé’ ser más perspicaz; ahora ya no tomo fotos con la misma prisa de antes. Pero lo que no sabia todavía, lo vi claramente en las imágenes creadas en Sicilia – casi todas eran ordinarias y descriptivas. Sabia que les faltaba algo de vitalidad, era como si estuviera cocinando una receta sin añadir todos los ingredientes o con la técnica equivocada.
Mi deseo de incrementar mi capacidad de observación hasta el punto de atrapar cada momento e ir más allá’ de lo obviedad me empujó a inscribirme en el taller de la Pascua en Sicilia.
Antes de venir a Sicilia estudié atentamente las fotografías increíbles de los demás estudiantes con la esperanza de llegar allí visualmente estimulado.Sin embargo, e nada me preparó para lo que vi: las procesiones pascuales estaban llenas de momentos intensos, solemnes, emotivos, evocativos tan difícil de capturar.
La presencia de Ernesto, su guía dedicada y su deslumbrante presencia me ayudaron a encontrar un equilibrio y a concentrarme en los momentos.
Sinceramente, la intensidad del maestro, su energía, su inspiración y la humanidad que nos transmitió durante todo el taller han dejado una profunda huella dentro de mí.
Espero no solamente recordar sino también entender la esencia de su enseñanza.
Al finalizar estos diez días increíbles de taller, me he quedado sorprendido por la performance del grupo. ¡Fue verdaderamente notable; debe ser la magia de Ernesto!!!
Gracias, maestro por enseñarnos el camino una vez más.

Vincent Goh

 


Regresar a las Galerías 2008

Share