Galería No Bull Shit

Tlacotalpan, México 2007

Italiano       Ingles


® Bob Cocozza

El taller mexicano fue mi cuarto taller con Ernesto. Una vez más, fue una experiencia inspiradora. Una oportunidad para afinar mis habilidades fotográficas, sentir la vida por diez días con un lindo grupo de gente y correr como un loco cuando un toro completamente bravo intentaba hacer de mi su próxima victima.

Bob Cocozza

 



® Bruce Hall

No teniendo mucha experiencia con talleres fotográficos, me sentía un poco reticente en enviar una transferencia a la cuenta de una persona desconocida. Al final me di cuenta que mis preocupaciones habían sido vanas. Ernesto no es solamente un grande fotógrafo, sino también una buena persona, y el tiempo pasado con el y los demás fotógrafos del grupo fue una experiencia que valió la pena y que me inspiró muchísimo. Los días deambulando por las calles de Tlacotalpan quedarán siempre como un recuerdo especial. El constante cambio de tiempo junto a los diferentes aspectos de la fiesta fueron intoxicantes. Las fotos muy a menudo no lograron captar la esencia de la fiesta, pero muchos recuerdos vividos quedarán. Nunca olvidaré el toro de 900 kilos salir del agua del río Papaloapan como una figura mitológica, casi una visión de una apocalypse próxima. Realmente fue una experiencia a la cual no estaba preparado emotivamente y físicamente. De toda forma, logré sobrevivir y para siempre quedarán grabados dentro de mi aquellos momentos cargados de adrenalina. He aprendido por Ernesto la importancia de siempre prestar atención al encuadre completo y de cuanto sea difícil crear una imagen que sea a la vez llena de significado y que tenga un grande appeal. Desde aquel momento, siempre me he recordando de poner en practica estas lecciones en mis siguientes viajes fotográficos. La dedicación de Ernesto a su trabajo, su confianza y sensibilidad en ponerse delante de sus sujetos han sido una revelación para mi. Siempre tengo sensaciones contrastantes en invadir la vida de los demás con mi cámara. Observándolo trabajar, entendí la importancia de creer en ti mismo y el valor de tu trabajo, guardando siempre un profundo respecto por las vidas y las culturas fotografiadas. Fue una experiencia positiva y inspiradora y mi más profundo agradecimiento va a Ernesto y a todas las personas excepcionales que encontré gracias a él.

Bruce Hall
 



® Chad Anderson

Pandemonio, esta es la palabra que el taxista que me llevaba desde el aeropuerto utilizó para describir la fiesta de la Virgen de la Candelaria en Tlacotalpan. Quizás yo agregaría que es un completo pandemonio. Juegos artificiales, toros en las calles, toros nadando en el río, juegos artificiales que se parecen toros, fandango, baile, y una procesión sagrada que enseñaba la profunda fe y adoración de la gente. Si, completo pandemonio expresa bien lo que viví. Mi segundo taller con Ernesto: un momento para poner en practica y reevaluar las cosas que había aprendido en Perù. Muchos momentos lindisimos llenan mi encuadre, algunos se mudan en la película, pocos sobrevivirán la edición. Me siento satisfecho. Chad Anderson

 

 



 

® Dorothy Richardson

Los festejos por la Virgen de la Candelaria en Tlacotalpan deben ser vistos y escuchados para creerlos. Durante cinco días hay corrida de toros por el pueblo, una procesión religiosa y un festival musical. Para no mencionar los juegos artificiales, los desfiles, el baile y la fiestas que nunca terminan. Ernesto no es solamente un fotógrafo fantástico es también un grande maestro que te puede explicar porque una foto “funciona” o no funciona. Fue en su totalidad una experiencia maravillosa. Dorothy Richardson

 

 

 



 

® Juan De la Cruz

El encuentro es inminente.
El monstruo nos observa, para el no hay vencidos ni vencedores.
El sabe que el único camino para conocerle es estando en mi soledad
atravesando el muro de mis miedos.
Vendrá el día en donde el monstruo nos cobijará nuevamente
y mirándonos a los ojos sabremos que nuestras pasiones son el alimento de su alma.
Entenderemos que las cosas que marcan nuestras vidas
nunca llegan tarde, ni solas.
Querido Ernesto gracias nuevamente por hacerme tripulante de este increíble viaje. Juan de la Cruz

 

 

 

 



 

® Keith Prue

Una vez más el maestro se supera a si mismo. Este cuarto taller venia después de un hiatus sin fotografiar de tres meses. Después de un par de días, la vieja magia regresó, inspirada por el entusiasmo y el estimulo de Ernesto. Este grupo, que ha sido hasta la fecha el más armonioso y el más ecléctico, me ayudó e inspiró a seguir adelante con mi trabajo. Te doy la gracias Ernesto y también le doy la gracias a todos los participantes del grupo por una maravillosa experiencia entre toros bravos y los juegos artificiales de México. Keith Prue

 

 

 



 

® Sonia Raymund

El taller con Ernesto ha sido mi primera experiencia y puedo decir solamente que mi crecimiento fotográfico no paró a los aspectos técnicos de la fotografía. Me sentía completamente intimidita por el hecho que todo era nuevo para mi y que mis compañeros de taller eran todos fotógrafos con mucha experiencia en el bolsillo. Tuve suerte de haber tenido a Ernesto que me guiase en el proceso de crecimiento, explicándome no solamente como tirar mejores fotos sino también come ver un encuadre con los ojos del fotógrafo. Tuve mucha suerte también con mis compañeros fotógrafos que estaban siempre muy disponible en ayudarme cada vez que se lo pedía y que me dieron su aliento cuando me sentía frustrada. Gracias a todos por su respaldo y gracias a Ernesto, el mejor maestro que he tenido. Sonia Raymund

 

 

 

 


Regresar a las Galerías 2007

Share