Galería Los Vampiros de la Fotografia

Cuzco, Perú 2013

Italiano       Ingles


 

bruce_fox_01.jpgbruce_fox_02.jpgbruce_fox_03.jpgbruce_fox_04.jpgbruce_fox_05.jpgbruce_fox_06.jpgbruce_fox_07.jpgbruce_fox_08 .jpgbruce_fox_09.jpgbruce_fox_10.jpgbruce_fox_11.jpgbruce_fox_12.jpg

® Bruce Fox

 

Querido Ernesto, queridos nuevos amigos fotógrafos, siempre dije en broma que no nací para ser leader, nací para ser un seguidor. Considero que ser así en fotografía me permitió sacar fotos por los demás pero ninguna para mi.
A pesar que en toda mi carrera profesional haya utilizado siempre la fotografía, tuve que enfrentarme muchos problemas durante este workshop.
Me di cuenta que durante el taller practicábamos una manera totalmente diferente de concebir la fotografía: una forma de crear fotos dejando que nacieran dentro de ti.
Fue un desafío escuchar mi corazón y reaccionar a sus estímulos.
Se me hizo bastante difícil romper con esta costumbre de levantar la cámara y disparar fotos banales. Cuando finalmente logré escuchar a mi mismo, comencé a sentir unas sensaciones que hace mucho tiempo  no sentía. Sentí momentos de alegría como al comienzo de mi carrera. Finalmente pude entender porque el resto del grupo ama tan profundamente este genero fotográfico. Fue un shock entender cuanto la fotografía se había convertido en algo rutinario en lugar de representar regocijo para mi.
Para lograr a mantener esta felicidad interior, tendré que continuar esta toma de consciencia de lo que significa un momento fotográfico y escuchar mi corazón.

Gracias Ernesto. Le doy las gracias también a mis compañeros de viaje por haberme ayudado a hacer nacer una parte de mi que quedó durmiente por mucho tiempo.

Bruce Fox

 



 

Deborah_Lanni_01.jpgDeborah_Lanni_02.jpgDeborah_Lanni_03.jpgDeborah_Lanni_04.jpgDeborah_Lanni_05.jpgDeborah_Lanni_06.jpgDeborah_Lanni_07.jpgDeborah_Lanni_08.jpgDeborah_Lanni_09.jpgDeborah_Lanni_10.jpgDeborah_Lanni_11.jpgDeborah_Lanni_12.jpgDeborah_Lanni_13.jpgDeborah_Lanni_14.jpg

® Deborah Lanni

 

Aunque haya practicado y enseñado fotografía por casi toda mi vida, abrasé verdaderamente la fotografía en este ultimo año, celebrando mi sexagésimo cumpleaños. Considero este nuevo periodo como un momento de renacimiento fotográfico, en el cual tuve la oportunidad de poder tomar un semestre sabático que me permitió de alejarme de mi trabajo poco inspirador y seguir un taller con Ernesto Bazán.
Quedé sorprendida cuando Ernesto me preguntó:” Como decidisteis seguir mi taller?” Me di cuenta que no sabía que responder.  Sabía solo intuitivamente que tenía que seguir su taller a pesar que esto significaría tener que abandonar mi zona de confort.
La notable cita Zen:” Cuando el estudiante estará listo, su maestro aparecerá.”, me parecía la única respuesta honesta a su pregunta. Estaba lista para llevar mis fotos a un nivel más poético y profundo y necesitaba sentir la intuición, la inspiración y la motivación que Ernesto y mis compañeros de viaje me han dado.
Gracias Ernesto; gracias a todos vosotros.
¿Que puedo decir que lograran cambiar dentro de mi? Sentí que tenia que reducir la velocidad de mis pasos y a observar la vida de manera más atenta. Paradójicamente, todo esto me permitió de ser mejor preparada a sacar fotos con mayor rapidez cuando era necesario. Logré ser más consciente de cada pixel en cada disparo y cuidaba más que cada elemento dentro de una foto aportara a la composición de la imagen.

Comencé a respirar más profundamente. Empecé a seguir más mi corazón y intuición. Me hice más valiente interactuando con la gente. Me di cuenta de lo significa realismo mágico no solamente como concepto filosófico sino también como forma de expresión real.

Tengo la clara sensación que continuaré a digerir este taller por un buen rato. Estoy segura que seré más exigente y más compasiva tanto con mis estudiantes que conmigo misma.
Continuaré a visionar el trabajo de Ernesto y de sus estudiantes para continuar a encontrar una fuente de inspiración. Y espero poder participar nuevamente a unos de los talleres de Ernesto en el futuro más cercano.

Deborah Lanni

 



 

c71-Geralyn_Shukwit_01.jpgc93-Geralyn_Shukwit_02.jpgc71-Geralyn_Shukwit_03.jpgc8-Geralyn_Shukwit_04.jpgc4-Geralyn_Shukwit_05.jpgc48-Geralyn_Shukwit_06.jpgc45-Geralyn_Shukwit_07.jpgc3-Geralyn_Shukwit_08.jpgc22-Geralyn_Shukwit_09.jpgc63-Geralyn_Shukwit_10.jpgc90-Geralyn_Shukwit_11.jpgc72-Geralyn_Shukwit_12.jpgc38-Geralyn_Shukwit_13.jpgc35-Geralyn_Shukwit_14.jpgc8-Geralyn_Shukwit_15.jpgc57-Geralyn_Shukwit_16.jpgc84-Geralyn_Shukwit_17.jpgc73-Geralyn_Shukwit_18.jpgc5-Geralyn_Shukwit_19.jpg

® Geralyn Shukwit

 

De Oaxaca hasta el Valle Sagrado, Ernesto, una vez más, has guiado mi visión y levantado mi alma a un nivel más alto. Cuando decidí seguir estos dos talleres sabia que quería estar ahí, pero no había entendido que tenía que estar ahí.
Para curarme, para vivir, para crecer tanto como fotógrafa que como persona.
Tengo dificultad a regresar a mi rutina cotidiana pero se que me llevará a otra aventura. Hasta aquel momento tendré tus palabras cerca de mi corazón, “Manténganse humildes, continúen a trabajar, continúen a ser compasivos y las fotos vendrán.” mientras continuo a recorrer mi camino.
A mis vampiros… no se olviden nunca la maravilla que sentimos cuando veíamos los valles que nos rodeaban. Nuestras cámaras fotográficas apuntaban al espectáculo delante de nuestros ojos mientras bajábamos por trochas llenas de curvas pensando que nos íbamos a caer por el camino; a los UFO y los gatitos, la chicha y las cuzqueñas, el incesante pedido de propina, las risas y nuestras lindas amistades nacidas a lo largo de nuestro recorrido. Gracias por protegerme y para enseñarme aquel que no lograba ver, para cuidarme durante los días difíciles, y por enseñarme a mirar de manera distinta en cada rincón de la vida. Siempre les seré agradecida y les extrañare mucho.

Geralyn Shukwit

 



 

John_Montague-101.jpgJohn_Montague-102.jpgJohn_Montague-103.jpgJohn_Montague-104.jpgJohn_Montague-105.jpgJohn_Montague-106.jpgJohn_Montague-107.jpgJohn_Montague-108.jpgJohn_Montague-109.jpgJohn_Montague-110.jpgJohn_Montague-111.jpg

® John Montague

 



 

Justin_Meredith-1.jpgJustin_Meredith-2.jpgJustin_Meredith-3.jpgJustin_Meredith-4.jpgJustin_Meredith-5.jpgJustin_Meredith-6.jpgJustin_Meredith-7.jpgJustin_Meredith-8.jpgJustin_Meredith-9.jpgJustin_Meredith-10.jpgJustin_Meredith-11.jpgJustin_Meredith-12.jpgJustin_Meredith-13.jpgJustin_Meredith-14.jpgJustin_Meredith-15.jpgJustin_Meredith-16.jpgJustin_Meredith-17.jpgJustin_Meredith-18.jpg

® Justin Meredith

 

Lucho conmigo mismo en el intento de dar a la fotografía un espacio mayor de aquel actual. Como muchos de nosotros, nuestras carreras fuera de la fotografía, requieren un esfuerzo notable y dosis de energía. Puede ser doloroso no utilizar la cámara por un mes o no lograr sacar una buena foto en todo un año.
Durante el taller decidí ser fotógrafo. No lo estaba pensando de manera desganada sino creyéndolo verdaderamente. Podría sonar raro, pero todo este se debe a una actitud más relajada de mi parte: gozar más a llama lenta el proceso fotográfico.
Estoy agradecido que existen estos talleres porque logran dar espacio a la creatividad completa, sin intrusiones. A través del aliento y la generosidad de Ernesto, logré identificar mejor y capturar imágenes fuertes y duraderas. Una capacidad que ha cambiado mi manera de ver no solamente la fotografía sino el arte en general.
Les doy las gracias a Los vampiros de la Fotografía. Estoy contento de haberles encontrado y de haber compartido estas magnificas semanas de mi vida.
Ernesto gracias por haberme ofrecido tu conocimiento y tu visión; me ayudaste a ser un mejor artista.

Justin Meredith

 



 

Leonardo_Carrato-1.jpgLeonardo_Carrato-2.jpgLeonardo_Carrato-3.jpgLeonardo_Carrato-4.jpgLeonardo_Carrato-5.jpgLeonardo_Carrato-6.jpgLeonardo_Carrato-7.jpgLeonardo_Carrato-8.jpgLeonardo_Carrato-9.jpgLeonardo_Carrato-10.jpgLeonardo_Carrato-11.jpgLeonardo_Carrato-12.jpgLeonardo_Carrato-13.jpgLeonardo_Carrato-14.jpgLeonardo_Carrato-15.jpgLeonardo_Carrato-16.jpgLeonardo_Carrato-17.jpgLeonardo_Carrato-18.jpgLeonardo_Carrato-19.jpgLeonardo_Carrato-20.jpg

® Leo Carrato

 

Preparo mi maleta pensando en la vida, a la condición humana, al sentimiento revolucionario y sobre todo, a la esencia del ser. Paro y siento el shock de mi pesco desalentado por lo que está aconteciendo últimamente en Rio de Janeiro. Me doy cuenta que la historia de América Latina se repite una vez más, pero esta vez la siento tan cercana que quiero gritar.
Subo al avión. Trato de dormirme, mendigo a unos de mis sueños de traerme un poco de paz. En la puerta de las llegadas puedo ver mi querido amigo Ernesto, con aquella sonrisa verdadera y los brazos abiertos. ¡Que abrazo de bienvenida! Siento en seguida otro tipo de sangre correr dentro de mis venas.
El viaje comienza…. desde el primer momento con el grupo puedo sentir el entusiasmo en el aire y el fuerte deseo de vivir esta experiencia con mi alma, con mi corazón y con las imágenes. ¿Lugares únicos, paisajes surreales y que puedo decir de la gente?
¡Todavía no logro a encontrar las palabras necesarias para describirlos…. y ese mejor así! ¡Las jornadas fluyen y puedo verificar la bella teoría social en acción! ¡Hubo tantas sonrisas, tantos compartimientos, soportes, paridad, tradiciones que una simple danza me hace explotar el corazón!
Encontramos gente que nos reciben con un abrazo, con ternura, con la dulzura de querer compartir un momento especial. ¡Aunque no tengan mucho que dar, la gente es intensa y que intensidad!
Regreso a casa con la certeza que es posible cambiar las cosas. regreso con la misión de querer intentar una vez más. Una vez más regreso con mi alma llena. No voy a ceder y espero que las imágenes estarán donde las necesite, en mi menta fresca.
Gracias Ernesto por, una vez más, despertar todas estas emociones dentro de mi. Gracias Tom, Bruce, Debbie, Stein, G, Justin, Mónica, John por sus comentarios, p0r las conversaciones, por las cuzqueñas y por los “beautiful”, “wow”, “I can’t believe it”, “hahahaha”, “chicha”, “where is Stein?” entre las muchas cosas que puedo recordar.
¡Espero verles pronto! Un gran abrazo y un beso par todos.

Leonardo Carrato

 



 

Monica_Jimenez-1.jpgMonica_Jimenez-2.jpgMonica_Jimenez-3.jpgMonica_Jimenez-4.jpgMonica_Jimenez-5.jpgMonica_Jimenez-6.jpgMonica_Jimenez-7.jpgMonica_Jimenez-8.jpgMonica_Jimenez-9.jpgMonica_Jimenez-10.jpgMonica_Jimenez-11.jpgMonica_Jimenez-12.jpgMonica_Jimenez-13.jpgMonica_Jimenez-14.jpgMonica_Jimenez-15.jpgMonica_Jimenez-16.jpgMonica_Jimenez-17.jpg

® Mónica Jiménez

 

El destino nos lleva por caminos insospechados. A este taller me inscribí impulsivamente después de encontrarme por casualidad con unas imágenes de los estudiantes del taller del Valle Sagrado 2012. La belleza de esas fotos me conmovió y sentí un deseo infinito de conocer y fotografiar ese lugar. Desde ese primer momento tuve la absoluta certeza interior de que algo que mi alma buscaba lo iba a encontrar en esas magníficas montañas del Valle Sagrado y sus alrededores- en su gente humilde, amable, trabajadora, curtida de sol y de viento… Fue extraordinario conectarse con la realidad de estos campesinos y su espíritu inquebrantable!. Apreciar la vida en su forma más elemental, más sencilla, más pura…

¡Gracias Ernesto por ofrecernos tanto como profesor y persona! Tu optimismo, buena vibración y energía siempre me producen un enorme bienestar!
¡Gracias a todos los Vampiros de la Fotografía! Fue un verdadero placer compartir con ustedes esta vivencia. Espero volverlos a ver pronto… ¡Feliz Navidad para todos y lo mejor para el 2014!
¡Perú, volveré el próximo año porque una vez no es suficiente!

Mónica Jiménez

 



 

Stein_Lorentzen-1.jpgStein_Lorentzen-2.jpgStein_Lorentzen-3.jpgStein_Lorentzen-4.jpgStein_Lorentzen-5.jpgStein_Lorentzen-6.jpgStein_Lorentzen-7.jpgStein_Lorentzen-8.jpgStein_Lorentzen-9.jpgStein_Lorentzen-10.jpgStein_Lorentzen-11.jpgStein_Lorentzen-12.jpgStein_Lorentzen-13.jpgStein_Lorentzen-14.jpgStein_Lorentzen-15.jpgStein_Lorentzen-16.jpgStein_Lorentzen-17.jpg

® Stein Lorentzen

 



 

Tom_Foster_01.jpgTom_Foster_02.jpgTom_Foster_03.jpgTom_Foster_04.jpgTom_Foster_05.jpgTom_Foster_06.jpgTom_Foster_07.jpgTom_Foster_08.jpgTom_Foster_09.jpgTom_Foster_10.jpgTom_Foster_11.jpgTom_Foster_12.jpg

® Tom Foster

 

Sabía que el taller en Cusco hubiera sido especial, pero no sabía cuanto especial, cuanto hubiera sido maravilloso y encantador. Sentí que estaba entrando en un mundo desaparecido hace 50 años. Logré entrar en una realidad donde ella vida no es complicada y cada cual la vive sin afán, dónde la vida y la muerte son aceptadas por lo que son, y donde el pasado y todos lo que han vivido, tienen un lugar especial en las vidas presentes.
Lo que viví en Perú es sentir como la cultura se aferra fuertemente a su unicidad sin cederle espacio a la globalización donde todo el mundo se quiere homogeneizar.
Y también hay la fotografía. Con la ayuda de Ernesto logré vivir, y, algunas veces, captar, de una manera única, momentos esenciales y estimulantes  — imágenes  que capturan la vida en su forma más básica, esencial y imperiosa.
Ernesto con su método de edición severo y despiadado me empujó a cavar más en profundidad y a buscar lo mejor de mi mismo.
Este viaje al Cusco ha sido muy intimo y tendrá siempre un lugar muy especial en mi cabeza y en mi alma.

Tom Foster

 



Regresar a las Galerías 2013

Share