Galería It Doesn´t Add Up

Sicilia, Italia 2013

Italiano       Ingles


 

andree_thorpe_01.jpgandree_thorpe_02.jpgandree_thorpe_03.jpgandree_thorpe_04.jpgandree_thorpe_05.jpgandree_thorpe_06.jpgandree_thorpe_07.jpgandree_thorpe_08.jpgandree_thorpe_09.jpgandree_thorpe_010.jpgandree_thorpe_011.jpg

® Andree Thorpe

 

Ernesto,

Creo que algunas personas entran en tu vida por una razón especifica. La gente va y vine. Algunos te acompañan por un rato y otros por toda una vida. Algunas personas vienen en tu vida cuando está lista por aprender algo de ti misma, algo sobre la vida. Algunas veces estamos expuestos a energía tóxica. Hay un motivo por todo esto. En aquel preciso instante, debe escoger y la escogida es solo tuya. Todo lo que aprendí de todo esto es que este cambio comienza con algo lindo. No es siempre obvio cuando no logra ver.
Tú tienes esta linda alma y energía. Tu anima es confortable. Esta energía es nutritiva y llena de amor, una verdadera pasión, fiel a tu sueño. Te cruzaste en mi camino cuando me estaba preguntando muchas preguntas sobre mi vida artística, en un momento donde tenia muchas dudas sobre mis habilidades fotográficas. Aún estoy buscando entender algunas cosas sobre mi misma pero siento de encontrarme en una mejor posición gracias a ti.
Por lo que concierne mi fotografía, considero que todavía necesito mucho tiempo hasta que se evolucione. Después de tu taller siento que sacaré fotos a un nivel más alto.
He tenido manera de conocerte y pienso sinceramente que eres un verdadero maestro; un “ángel de la fotografía” como alguien diría. Pasé diez días increíbles con unas personas especiales que, como yo, comparten esta pasión por la fotografía. Encontré personas generosas y genuinas que quedarán siempre como amigos.

Gracias Ernesto por esta experiencia maravillosa.

Abrazos,

Andree Thorpe


Photographic Journey by Andree Thorpe
 



 

anjia_bruehling_01.jpganjia_bruehling_02.jpganjia_bruehling_03.jpganjia_bruehling_04.jpganjia_bruehling_05.jpganjia_bruehling_06.jpganjia_bruehling_07.jpganjia_bruehling_08.jpganjia_bruehling_09.jpganjia_bruehling_010.jpganjia_bruehling_011.jpganjia_bruehling_012.jpganjia_bruehling_013.jpg

® Anja Bruehling

 

Un taller fantástico. Aprendí muchísimo de los demás estudiantes y del maestro Ernesto.

Anja Bruheling

 



 

brindusa_fidanza_01.jpgbrindusa_fidanza_02.jpgbrindusa_fidanza_03.jpgbrindusa_fidanza_04.jpgbrindusa_fidanza_05.jpgbrindusa_fidanza_06.jpgbrindusa_fidanza_07.jpgbrindusa_fidanza_08.jpgbrindusa_fidanza_09.jpgbrindusa_fidanza_010.jpgbrindusa_fidanza_011.jpgbrindusa_fidanza_012.jpgbrindusa_fidanza_013.jpgbrindusa_fidanza_014.jpg

® Brindusa Fidanza

 

Me quedé sorprendida de los cambios de todo el grupo en solamente diez días. No diré que mis fotografías sean mejores, pero son seguramente diferentes. En lugar de imponerme un estilo, me encontré vadeando la esencia de un momento y dejando que lo que yo sentía fuese registrado en mi cámara. Esta mentalidad profundamente intima pervade el workshop completo y nos encontramos en el esfuerzo coral en el cual las criticas de todos sobre las imágenes son honesta y constructivas. Ernesto es un hombre amoroso y sabio, hace unos espagueti de la puta madre y ahora lo considero un amigo también.
Sigan un taller junto a él; se convertirán en fotógrafos más atentos y se enriquecerán como seres humanos.
No es el simple hecho que sea unos de los mejores fotógrafos del mundo; o que sea genuino y empático; y tampoco el hecho que trabaja duramente y que se excita a la vista de bellas fotografías; ni tampoco que sea un gran chef siciliano o que sea enamorado dramáticamente de Cuba: es todo esto y mucho más. Ernesto Bazan es más grande de la misma vida. Su taller en Sicilia es un absoluto must por todo lo que aprende fotográficamente, por el viaje espiritual y por compartir a nivel humano entre todos.
Estoy echando mucho de menos todos los amigos que conocí y tengo mucha gana de volver a ver Ernesto y todos ustedes nuevamente muy pronto.

Brindusa Fidanza

 



 

chris_chadbourne_01.jpgchris_chadbourne_02.jpgchris_chadbourne_03.jpgchris_chadbourne_04.jpgchris_chadbourne_05.jpgchris_chadbourne_06.jpgchris_chadbourne_07.jpgchris_chadbourne_08.jpgchris_chadbourne_09.jpgchris_chadbourne_010.jpgchris_chadbourne_011.jpgchris_chadbourne_12.jpgchris_chadbourne_013.jpgchris_chadbourne_014.jpgchris_chadbourne_015.jpgchris_chadbourne_016.jpg

® Chris Chadbourne

 

Mi amiga Stella Johnson, una persona y una fotógrafa maravillosa me dijo que si hubiera querido seguir otro taller, lo tenia que haber hecho con Ernesto Bazan. Juntos ojeábamos sus imágenes y a menudo nos quedábamos maravillados y aprendíamos. Y Stella me dijo una cosa aún más importante: que Ernesto era el hombre a seguir.
Sinceramente, mirando sus fotos y las de sus estudiantes y mirando cuantos de ellos regresaban a sus talleres, estaba un poco preocupado de esta actitud de culto de la personalidad de sus secuaces. Después vine a Sicilia. Fui porque quería ir mas allá con mi trabajo bajo la guia de un mentor cuyo trabajo respetaba y quería alguien que fuera también un buen maestro, y que fuese capaz de fotografiar y enseñar con la misma pasión. No encontraran un hombre con mayor pasión o un mejor mentor. Punto.

Chris Chadbourne

 



 

colin_steel_01.jpgcolin_steel_02.jpgcolin_steel_03.jpgcolin_steel_04.jpgcolin_steel_05.jpgcolin_steel_06.jpgcolin_steel_07.jpgcolin_steel_08.jpgcolin_steel_09.jpgcolin_steel_010.jpgcolin_steel_011.jpgcolin_steel_012.jpgcolin_steel_013.jpgcolin_steel_014.jpgcolin_steel_015.jpgcolin_steel_016.jpgcolin_steel_017.jpg

® Colin Steel

 

Un taller con Ernesto Bazan es la situación ideal para el fotógrafo que quiere conocer otros fotógrafos como él con background y nacionalidades diferentes siguiendo unos de los grandes maestros de la fotografía.
El mismo Ernesto se sumerge completamente en el proceso de aprendizaje y al mismo tiempo logra crear un ambiente afectuoso, abierto y amigable dentro del cual cada uno de nosotros puede profundizar y expandir sus propias habilidades y conocimientos fotográficos. No todos los grandes fotógrafos son capaz de comunicar, de enseñar y traspasar la propia experiencia pero Ernesto has desarrollado y refinado un enfoque que logra sacar lo mejor de cada fotógrafo de cualquier nivel y del ambiente en el cual se desarrolla el taller, y salen a flote resultados sorprendentes para cada estudiantes con el extra que comprarte el viaje con gente maravillosa.

Colin Steel

 



 

david_myers_01.jpgdavid_myers_02.jpgdavid_myers_03.jpgdavid_myers_04.jpgdavid_myers_05.jpgdavid_myers_06.jpgdavid_myers_07.jpgdavid_myers_08.jpgdavid_myers_09.jpgdavid_myers_010.jpgdavid_myers_011.jpgdavid_myers_012.jpgdavid_myers_013.jpgdavid_myers_014.jpg

® David Myers

 

Este taller era mi segundo aquí en Sicilia y vine preguntando que nuevo desafíos iba a poner delante de mi. Después de diez días quedó claro cuales iban a ser mis desafíos:

1) intentar lograr de alcanzar los altos estándar creados por Ernesto; 2) abrir mis ojos y mi mente para reconocer y, hasta más importante, sentir el contenido que estaba delante de mis ojos.
Este segundo viaje aquí en Sicilia me dio la oportunidad de echar un paso atrás de la belleza de las procesiones y de lograr a ver y sentir mejor la humanidad y la fe que esta semana captura. Miro a las imágenes y veo crecimiento, un tipo de progresión que considero pueda venir solamente regresando al mismo lugar muchas veces.

La experiencia fue intensa. El soporte y sostén por parte de Ernesto y de todos los participantes del taller hizo la experiencia memorable y gratificante. Regresaré? Si!.

David Myers

 



heike_bartels_01.JPGheike_bartels_02.JPGheike_bartels_03.JPGheike_bartels_04.JPGheike_bartels_05.jpgheike_bartels_06.jpgheike_bartels_07.JPGheike_bartels_08.jpgheike_bartels_09.jpg

® Hieke Bartels

 



 

monica_jimenez_01.jpgmonica_jimenez_02.jpgmonica_jimenez_03.jpgmonica_jimenez_04.jpgmonica_jimenez_05.jpgmonica_jimenez_06.jpgmonica_jimenez_07.jpgmonica_jimenez_08.jpgmonica_jimenez_09.jpgmonica_jimenez_010.jpgmonica_jimenez_011.jpgmonica_jimenez_012.jpgmonica_jimenez_013.jpgmonica_jimenez_014.jpgmonica_jimenez_015.jpgmonica_jimenez_016.jpg

® Monica Jimenez

 

Sicilia fue mi primer taller con Ernesto…diez días mágicos…un festín para los sentidos!
Los paisajes, olores y sabores de Sicilia, la intensidad de sentimientos y riqueza visual de los rituales de Semana Santa en esta isla, sumado a un grupo entrañable de personas que participaron en esta aventura, se quedarán conmigo durante mucho tiempo.

Ernesto, un hombre sensible, alegre, sencillo; un profesor innato! Se esmeró cada día, incansable, en promover imágenes de calidad. Él lo ha visto todo en Sicilia y reta a sus estudiantes a penetrar capas y buscar la esencia del lugar y su gente. Para mí, una fotógrafa principiante, el reto fue grande y en varias ocasiones tuve que luchar contra un abrumador sentimiento de frustración! Pero al final, con su ayuda, entendí que el proceso debe ser tan gratificante como el resultado. Se debe disfrutar cada día del intento! Y eso sí que lo logré!

Gracias a todos por hacer de este taller fotográfico una experiencia de vida inolvidable! Ver las fotos de todos y enriquecernos de la crítica conjunta que Ernesto promovía, fue una parte muy importante del taller, alrededor de esa mesa de edición, en encuadres de 24 x 36 también nos conocimos… pero compartir historias personales, fotografiar juntos procurando no  echar a perder el encuadre del otro y descubrir esas caras familiares entre la multitud de las calles de Trapani o Marsala para sentarnos a compartir una copa de vino, recargar baterías y animarnos unos a otros, también fue invaluable! Anja, Colin, Brindusa, amigos de anteriores aventuras…qué gusto re-encontrarnos!

Gracias Ernesto, por tu calidez humana, por tu crítica meticulosa y sensible, por crear en esa villa a la orilla del mar un ambiente familiar e inspirador y por revelarme algo mucho más profundo, transformador y duradero… que la fotografía, como la vida… es un viaje y no un destino!.

Mónica Jiménez

 



 

rafael_ruiz_01.jpgrafael_ruiz_02.JPGrafael_ruiz_03.JPGrafael_ruiz_04.jpgrafael_ruiz_05.jpgrafael_ruiz_06.JPGrafael_ruiz_07.JPGrafael_ruiz_08.JPGrafael_ruiz_09.JPGrafael_ruiz_010.jpgrafael_ruiz_011.JPGrafael_ruiz_012.JPGrafael_ruiz_013.JPGrafael_ruiz_014.JPGrafael_ruiz_015.JPGrafael_ruiz_016.JPGrafael_ruiz_017.JPGrafael_ruiz_018.jpgrafael_ruiz_019.JPG

® Rafael Ruiz

 

HAZLO, HAZLO, HAZLO! Si estas leyendo los íntimos comentarios de los alumnos por esta web es porque algo en ti conecta con estas fotos y con la maravillosa energía de Ernesto. Tu alma sabe la felicidad y la buenaventura que tendrás si lo haces, pero tu mente como siempre empezará a poner impedimentos: no tenemos tanto dinero, no tenemos tiempo, esta demasiado lejos, etc. Eso seria el principio del fin de tu sueño. No lo permitas!! Olvida la mente automática y VEN.

He aprendido muchísima fotografía y este taller ha conseguido que mi mente esté desacuerdo con mi alma en que puedo ser fotógrafo. Una vez que estas dos cosas se ponen de acuerdo el ser humano es imparable y se conecta con un ser superior que lo guía en su camino.

Yo tardé 5 meses en decidirme, y os puedo asegurar que es de las mejores cosas que he hecho en mi vida. Descubrirás una isla increíble, comida verdaderamente deliciosa, la amabilidad de la gente, te emocionarás recorriendo las mágicas calles de Trapani por la noche, allí conocerás mucha gente inolvidable que llenará tu corazón con su amabilidad. Los sicilianos no se guardan nada para si mismos, les gusta compartir. Creeme será como si te hubieras ido de tu casa 30 o 40 días. Es muy intenso.

Ernesto: Te echo de menos, echo de menos estar haciendo fotos y que aparezcas en el fondo de mi encuadre. Echo de menos bajar la cámara y observarte como te deslizas y tomas tus fotos con calma y cariño, eso es de las cosas que mas alegría me han dado en mi vida(de verdad). Echo de menos chocarme contigo cuando los dos fotografiábamos lo mismo por las calles de Trapani; echo de menos verte comer con las manos y con un trapo de cocina en la cabeza. Echo de menos muchas cosas. Ya tengo ganas de volver a vivir otra aventura contigo. Te extraño.

Yo siento que Ernesto acepta siempre los agradecimientos e sus estudiantes, pero que él no se siente merecedor de eso, creo que se ve a si mismo tan solo como un intermediario de algo extraordinario mucho mayor que él, esa fuerza indescriptible que le llena de vida y le da esperanza cada día. El también da gracias cada día por tener la suerte de sentir y poder vivir con esa fe. Así que yo te doy las gracias a ti y bendigo al universo por haberme cruzado en tu camino.

Siento un gozo inmenso sabiendo que tienes cada día dos regalos inmensos del universo: tu familia y tu fe.

Andree: ¡Andree nos ha engañado a todos! Una mujer de su edad no puede tener la piel, la energía y las ganas de vivir que tiene ella. ¡En realidad tiene 38 años! Transmitiste tu energía a todo el grupo. Gracias.

Alex: Que bonito tenerte en el taller. Como algo tan pequeño puede cambiar tanto el ambiente que lo rodea? Eres el primer niño que me hace plantear querer ser padre.
¡Alex definitivamente también elegiste a los padres adecuados!

Anja: Contigo hablé muy poco, pero hablábamos con la mirada y los gestos todos los días. No profundizamos mucho en conversación pero para mi fuiste una compañía muy muy agradable. Me gustaba tenerte cerca.

Brindusa: Eres la alegría personificada, Siempre atenta, siempre riendo. Tu sensibilidad es majestuosa. Me gusta tu inteligencia y tu voz. Eres un cofre del tesoro con muchos secretos bonitos.

Chris: Chris es la voz, la voz. Bastaba escuchar la primera palabra para que todo el mundo se callara y quisiera escuchar más de esta sabía y profunda voz. A mi me relajaba, podría tirarme toda la vida oyéndote. Tu voz me calmaba y eso que muchas veces no entendía. También me fascinó tu amor por la fotografía. Siempre eras de los últimos en irte, aprovechando cada oportunidad. Eres increíble.

Colin: Nunca olvidaré las bonitas palabras que me dedicaste y tu reacción andando por la habitación al ver mis fotos del circo de Bolivia. Colin y yo conectamos a nivel muy profundo: su fuerte energía escocesa y la mía española son la misma. Tu constante instinto de superación es un ejemplo para mi. Agradezco al universo que un hombre tan grande y fuerte deje salir tan a menudo al niño sensible y travieso que lleva dentro. Tenemos que hacer ese viaje juntos.

David: No tienes ni idea de lo impresionante que eres. Me encantaba verte los días que Ernesto te seleccionaba bastantes fotos y te aplaudíamos. Yo ahí te miraba, y veía como suspirabas y tus ojos de niño se llenaban de lagrimas. Tu emoción y tu satisfacción con el trabajo bien hecho han sido inspiradores para mi.

Felicia: Felicia son los ojos, los ojos brillantes repletos de vida del taller. Me gustaron desde el primer momento que los vi. Me transmitieron toda la energía con la que vives. Me gusta tu voz y como mueves las manos cuando hablas. Eres muy bonita. Fue un regalo tenerte en el taller y estoy contento que acompañes a Chris en este viaje que es la vida.

Giorgio: Que gran sorpresa conocerte. Todas las noches hablando de fotografía, música y viajes. Somos muy parecidos hermano, muy muy parecidos. Tu compañía hizo que el taller fuera mejor. Que gran sorpresa tu amistad. Nos vemos pronto. Ya lo sabes.

Heike: Creo que conmigo conectaste bastante bien. Me trataste cariñosamente todos los días, fuiste amable conmigo, y compartimos bastantes risas. Si aún necesitas ayuda con photoshop escríbeme al e-mail. Me gustará ayudarte.

Lorraine: Lorraine es elegancia, Lorraine es inteligencia y una comunicadora increíble. Eres una mujer impresionante, no olvidaré tu tarta de chocolate. Definitivamente Sacha: ¡elegiste a la mujer adecuada!

Mónica: ohh Mónica! Tan guapa y elegante que volvió locos a todos los italianos que se cruzaron con ella. Si tuviera algunos años más hubiera intentado casarme contigo! ja ja. Un regalo tenerte en el taller. Poder charlar en español contigo, saber de tus inquietudes y compartir todo lo que compartimos. Que ejemplo de mujer valiente e independiente. Quiero que sepas que fuiste la que más me impresionó con sus fotografías… solo un año aprendiendo fotografía… verdaderamente increíble!

Sacha: Creo que nunca nadie me ha interesado tanto por mí. Eres una persona increíble, eres consciente de todo lo bueno que tienes en tu vida y cada día intentas de mejorar la vida de las personas que se cruzan en tu camino. El mundo necesita mas personas como tú. Me encanta el buen carácter que tienes y me gusta imaginarme como serás como “hombre de negocios” porque nosotros solo conocimos a una de las personas mas dulces y atentas que he conocido en mi vida. Definitivamente Lorraine: ¡elegiste al marido adecuado!

Sorin: Creo que volveremos a vernos, pasamos buenos momentos editando fotos y recorriendo calles. Conecté contigo desde el primer momento. Tu amor por la fotografía y tu búsqueda de la perfección es inspirador.

Rafael Ruiz

 



 

sacha_gevrey_01.jpgsacha_gevrey_010.jpgsacha_gevrey_02.jpgsacha_gevrey_03.jpgsacha_gevrey_04.jpgsacha_gevrey_05.jpgsacha_gevrey_06.jpgsacha_gevrey_07.jpgsacha_gevrey_08.jpgsacha_gevrey_09.jpgsacha_gevrey_11.jpg

® Sacha Gervrey

 

Decidí seguir este taller gracias a una sugerencia… y me quedé sin palabras…
Encontré una persona magnifica y un maestro extraordinario que nos dio muchísimo y nos ayudó a utilizar nuestro ojo interno. Regresaré seguramente con Ernesto en el futuro para continuar a madurar con su enseñanza.
Gracias Ernesto y gracias al grupo fantástico de que tuve la surte de ser parte y que sentí como una familia.

Sascha Gevrey

 



 

sorina_frasina_01.jpgsorina_frasina_010.jpgsorina_frasina_011.jpgsorina_frasina_012.jpgsorina_frasina_02.jpgsorina_frasina_03.jpgsorina_frasina_04.jpgsorina_frasina_05.jpgsorina_frasina_06.jpgsorina_frasina_07.jpgsorina_frasina_08.jpgsorina_frasina_09.jpg

® Sorin Frasina

 

Mi quinto taller con Ernesto debía ser lo en Iquitos pero por una serie de eventos desafortunados (o quizá afortunados) no me fue posible hacer el viaje a Perú este mayo. Afortunadamente tuve la oportunidad de reservar un lugar al ultimo momento en el taller de la Pascua en Sicilia de Ernesto.
Regresar a Sicilia por la segunda vez fue un desafío para mi: no quería repetirme; quería intentar sacar fotos de las mismas escenas que no había logrado captar el año pasado. Por causa de un accidente a la rodilla en Costarica, fui forzado a ser parte del “club de fotógrafos con un dolor en la rodilla”.
No fue fácil… pero fue una dulce dureza poder estar con este grupo tan especial. Nunca olvidaré todos los abrazos que nos dimos entre todos los miembros del grupo. Tampoco olvidaré todos los abrazos de Ernesto cuando veía algunas de mis fotos que le gustaban mucho.
Otro nombre que daría al grupo seria: “Grandes Abrazos”. Gracias Ernesto. Gracias a todos mis nuevos amigos por estos días maravillosos.

Sorin Frasina

 



Regresar a las Galerías 2013

Share